• Twitter
    • Facebook
    • Google+
    • YouTube

    Rutas de Castillos y Torres

    Casarrubios del Monte

    castillo casarrubios th

    Al N.O. de la villa, fuera de las murallas que la defendían y de las cuales hoy no-queda nada por ser de tapial. Se encuentra en una finca privada pero se puede ver desde el exterior.

    Mudéjar del siglo XIV, es el único de la provincia construido totalmente en ladrillo, con torres pentagonales en los ángulos.

    La única puerta de entrada consiste en un arco apuntado de ladrillo que carga sobre dos grandes ménsulas graníticas, quedando bajo este saliente arco, otro también de ladrillo, casi semicircular. Sobre dicha portada existen tres escudos finamente labrados en piedra caliza, acuartelados y con diferentes blasones.

    El interior del edificio es un cuadrilongo patio descubierto, cuyos lados mayores y menores alcanzan respectivamente, una longitud de 29 y 23m.

    Según se cuenta, se mandaría construir por orden de D. Alonso Fernández Coronel, señor entonces de la villa, o bien por D. Diego Gómez de Toledo, Notario Mayor de Castilla, a quien le fue donado por Pedro I en 1354 tras de la ejecución y confiscación de los bienes de aquél.

    No cesaron los cambios de señor a lo largo de los años. Muerto Enrique IV, el Rey Católico don Fernando, como heredero de su madre la reina de Aragón, devolvía Casarrubios a D. Gonzalo de Chacón en 1475, a quien corresponden los escudos colocados sobre la puerta del castillo.

    En 1899 compraba el castillo y el palacio condal un vecino de Casarrubios, siendo utilizado algunos años como almacén de paja, practicándose entradas en sus muros y torres para este fin.

    Esta fortaleza conservaba piezas de artillería hasta comienzos del pasado siglo, aunque curiosamente nunca presencio hechos de armas que sepamos.

    Seseña “Puñonrostro”

    Situado a la entrada de la población y también en finca privada. Se puede ver desde el exterior. Se trata de una fortaleza señorial del siglo XIV, de planta rectangular y amplias proporciones. Posee cuatro grandes cubos circulares en sus esquinas y una elevada torre de homenaje (una de las mayores de las fortalezas de la provincia, 35 m) saliente en medio de uno de sus frentes, torre que reproduce la planta principal.

    Toda la construcción se realiza en mampostería, estando restaurada en algunos tramos del recinto exterior y la citada torre del homenaje.

    El acceso se realiza mediante un arco de medio punto, teniendo escasos huecos exteriores. Interiormente posee un gran patio empedrado y antiguas caballerizas subterráneas abovedadas.

    Las defensas exteriores están derruidas en casi su totalidad en un corredor o recinto exterior de seis metros y medio aproximadamente en cuyo lado externo había un foso. Este muro avanza en dos grandes garitones entre los cuales se situaba el puente levadizo.

    Según parece, por estar despoblada la villa de Puñonrostro se incluyó su castillo en el término de su vecina Seseña, que antes era una población distinta; entre el castillo y Seseña pasaba el límite de las posesiones de Segovia.

    Según el Conde de Cedillo, historiador y cronista, fecha esta fortaleza a finales del s.XIV y ésta con su término despoblado, fue concedida por Juan II, o más probablemente por Enrique IV a Diego Arias Dávila, mayordomo, contador y secretario del consejo de este último monarca.

    Por merced de Carlos V se nombró conde de Puñonrostro al titular del linaje. Pero en 1862, el conde D. Francisco Javier Arias Dávila y Matéu vendió el castillo y su término a un particular.


    El Viso de San Juan "Olmos"

    Situado a una legua al sur de la villa, se trata de un buen ejemplo de arquitectura militar medieval de los siglos XI y XII. Tan sólo se conserva una torre cuadrangular que alcanza una altura entre 8 y 10 m, contando con 11,5 m de largo por tres metros de ancho, sus muros tienen un grosor de 2,30 m. La torre está orientada en su mayor longitud de este a oeste. Su fábrica es en gran parte de ladrillo, alternando horizontalmente en algunos trozos con anchas franjas de mampostería hechas de piedra de cantera y de cantos rodados.

    La entrada a la torre hubo de ser por el norte, donde se conserva, en parte, un arco de medio punto de ladrillo. El coronamiento está destruido. Se conserva parcialmente la bóveda de ladrillo que cubría una estancia. El resto del castillo esta arrasado desde hace muchos años.

    Según las crónicas, en el año 1196 sufrió Olmos la embestida de los almohades que venían arrasando el país desde Extremadura y Talavera, sin que sepamos si el castillo resistió o fue tomado. Desde entonces el castillo perdió toda su importancia desde que Toledo dejó de ser frontera.

    En 1576 en tiempos de D. Juan II, se acogían ladrones al castillo por lo que el rey mandó derribarlo, quedando de él algunas bóvedas y aljibes.

    En la desamortización se vendió la finca donde está la torre. Desconociéndose su propietario, se ha incorporado al Patrimonio del Estado hace pocos años.

    Casarrubios del Monte "Torre Mocha"

    Cercano a los límites del municipio, no tiene un estilo definido, pero sí se conoce su construcción en el siglo XV.

    Se trata de los restos de una edificación de gran porte. Se conservan restos de sus cerramientos y fundamentalmente su gran torre, que consta de cuatro cuerpos, el último con campanario.

    La fábrica es de ladrillo, marcando las impostas. El último cuerpo se apoya sobre doble imposta y el único hueco de cada cara se compone entre pilastras de ladrillo.

    ¿Quieres visitarnos?

    Contacta con nosotros si tienes cualquier duda o si quieres organizar bien el viaje.

    Suscripción Newsletter

    ×

    Register now


    I'm a small Introtext for the Register Module, I can be set in the Backend of the Joomla WS-Register Module.



      or   Login
    ×